Enfermedades para incapacidad permanente absoluta

Prestaciones de invalidez en España

La incapacidad permanente total (DPT) es una expresión utilizada en el sector de los seguros y en la legislación. En términos generales, significa que, debido a una enfermedad o lesión, una persona es incapaz de trabajar en su propia ocupación o en cualquier otra para la que sea apta por su formación, educación o experiencia. Una persona o grupo de personas puede asegurarse contra ella a través de una póliza de seguro de incapacidad, como parte de un paquete de seguros de vida o a través de un seguro de compensación para trabajadores.

El diccionario de derecho Ballentine define una incapacidad permanente como aquella que “permanecerá con una persona durante toda” su vida, o que no se recuperará, o “que en toda posibilidad, continuará indefinidamente”[1].

El Seguro de Invalidez Total y Permanente está diseñado para proporcionar una prestación a tanto alzado al asegurado de por vida en caso de que se produzca un evento diagnosticado médicamente que incapacite al reclamante para volver a trabajar. El seguro de incapacidad total y permanente suele utilizarse para cubrir las deudas y los gastos de manutención de una persona, a fin de reducir la carga financiera que supone la pérdida de ingresos.

Liquidación por incapacidad permanente total

Esta publicación está autorizada bajo los términos de la Licencia de Gobierno Abierto v3.0, salvo que se indique lo contrario. Para ver esta licencia, visite nationalarchives.gov.uk/doc/open-government-licence/version/3 o escriba al Information Policy Team, The National Archives, Kew, London TW9 4DU, o envíe un correo electrónico a: psi@nationalarchives.gov.uk.

La guía ofrece una explicación detallada sobre las prestaciones para las personas discapacitadas como consecuencia de accidentes o enfermedades derivadas del trabajo. No puede abarcar todas las situaciones o problemas, ni ofrecer una interpretación completa de las normas en todos los casos. Por lo tanto, no debe considerarse como una exposición completa y autorizada de la ley.

La base jurídica de estas prestaciones se encuentra en la Ley de Seguridad Social de 1998, la Ley de Cotizaciones y Prestaciones de la Seguridad Social de 1992 y la Ley de Administración de la Seguridad Social de 1992. Estas leyes proporcionan el marco para las normas detalladas contenidas en los reglamentos y órdenes elaborados por el Secretario de Estado y aprobados por el Parlamento.

En el texto hay referencias a las Leyes, Reglamentos o Anexos pertinentes para que pueda consultar la legislación. Estos documentos se enumeran en la información adicional que le indica dónde puede consultarlos.

Definición de incapacidad permanente

Los gobiernos nacionales y locales deben determinar las prioridades de la investigación sanitaria y tomar decisiones sobre la inversión en los sistemas de salud y en las intervenciones sanitarias ante la limitación de los recursos, el aumento constante de la demanda de asistencia sanitaria, el desarrollo de nuevas intervenciones y tratamientos y el incremento de los costes sanitarios (1). Disponer de una descripción coherente y comparable de la carga de las enfermedades y de los factores de riesgo que contribuyen a ellas es importante para los procesos de toma de decisiones y planificación sanitaria (2). Las medidas resumidas de la salud de la población son populares y ampliamente utilizadas porque proporcionan representaciones comprensibles de la compleja epidemiología que pueden utilizarse para desarrollar estrategias preventivas eficientes (1,2).

Un informe completo y exhaustivo sobre la carga de morbilidad debe basarse en un conjunto coherente de estimaciones de la mortalidad y la morbilidad. Por esta razón, el proyecto de la Carga Global de Enfermedades, Lesiones y Factores de Riesgo (GBD) tiene como objetivo medir la salud de la población en todo el mundo. En 1993, el Banco Mundial publicó un informe titulado Investing in Health (Invertir en salud), y desarrolló métodos para calcular la GBD de 1990. Los resultados de este análisis se publicaron en 1996, incluyendo un informe sobre la carga mundial de morbilidad para 107 enfermedades y lesiones y 10 factores de riesgo (2,4). La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado posteriormente estimaciones de la CDG para los años 1999, 2000, Introducción 2001 y 2004, pero esos informes analizaron un subconjunto de condiciones de salud (condiciones patológicas resultantes de una enfermedad o trauma) y, por consiguiente, se consideran informes parciales de la CDG (2). Desde el año 2000, el GBD se ha calculado estimando la discapacidad y la mortalidad debidas a enfermedades específicas (2). El GBD 2010, publicado en 2012, es un informe amplio y exhaustivo sobre la carga global de la enfermedad en todo el mundo. Dos años antes, se publicó el estudio Ontario Burden of Infectious Diseases Study (ONBOIDS). Se utilizó un enfoque algo diferente en las medidas de resumen de la población calculadas para la provincia.

Calificaciones de invalidez permanente

Existen exclusiones, como las enfermedades preexistentes, por las que no se abonarán las prestaciones. Se aplica un periodo de espera y un periodo de supervivencia antes de que se paguen las prestaciones. Cualquier reclamación o prestación pagadera está sujeta a la deducción de cualquier cantidad que se nos deba. Se aconseja leer el contrato de la póliza correspondiente para conocer los detalles y la definición de todas las enfermedades cubiertas.

La compra de productos de seguro de salud que no sean adecuados para usted puede afectar a su capacidad de financiar sus futuras necesidades de asistencia sanitaria. Se desaconseja cambiar de una póliza de seguro de accidente y/o de salud existente a una nueva sin considerar si el cambio es perjudicial, ya que puede haber desventajas potenciales con el cambio. Se puede imponer una penalización por la rescisión anticipada de la póliza y la nueva póliza puede costar más o tener menos prestaciones al mismo coste.

Dado que la compra de una póliza de seguro de vida es un compromiso a largo plazo, la rescisión anticipada de la póliza suele implicar costes elevados y el valor de rescate, si lo hay, que se le paga puede ser nulo o inferior al total de las primas pagadas. Debe reflexionar cuidadosamente antes de rescindir la póliza o cambiarla por una nueva, ya que puede haber desventajas al hacerlo. La nueva póliza puede costar más o tener menos prestaciones con el mismo coste.

Ir arriba