Ejemplos de maltrato por negligencia

Efectos de la negligencia infantil en el desarrollo

El contenido de Verywell Family es revisado rigurosamente por un equipo de verificadores de hechos calificados y experimentados. Los verificadores de hechos revisan los artículos para comprobar su exactitud, relevancia y actualidad. Nos basamos en las fuentes más actuales y reputadas, que se citan en el texto y se enumeran al final de cada artículo. El contenido se comprueba después de ser editado y antes de su publicación. Más información.

La negligencia infantil es una de las formas más comunes de maltrato infantil. Puede afectar a la salud física y mental del niño y tener consecuencias negativas a largo plazo. La negligencia infantil tiene su origen en muchos problemas complejos, como la salud mental de los padres, la pobreza y el consumo de drogas y alcohol.

Según la Oficina de la Infancia del Departamento de Salud y Servicios Humanos, en 2018, aproximadamente 678.000 niños en el país fueron considerados víctimas de abuso o negligencia, y alrededor del 60,8% de ellos sufrieron negligencia. Además, la oficina estimó que 1.770 niños murieron en 2018 por abuso o negligencia.

Las leyes estatales suelen definir la negligencia como el hecho de que un padre o cuidador no proporcione los alimentos, el alojamiento, la ropa, la atención médica o la supervisión necesarios hasta el punto de que la salud, la seguridad y el bienestar del niño se vean amenazados por el daño.

Maltrato infantil

El abuso infantil, también conocido como maltrato, es común. Es importante entender y reducir los riesgos de abuso para su hijo y estar familiarizado con los signos de abuso y negligencia.Cada año se denuncian unos 4 millones de casos de abuso y negligencia infantil que afectan a casi 7 millones de niños. El mayor índice de maltrato infantil se da en bebés menores de un año, y el 25% de las víctimas son menores de tres años. La mayoría de los casos denunciados a los Servicios de Protección Infantil son de negligencia, seguidos de abusos físicos y sexuales. Hay un gran solapamiento entre los niños maltratados, ya que muchos sufren una combinación de maltrato físico, abuso sexual y/o negligencia.Tipos de maltrato y negligenciaEl maltrato físico se produce cuando el cuerpo de un niño se lesiona como resultado de golpes, patadas,

El abuso sexual es cualquier actividad sexual que el niño no puede entender o consentir. Incluye actos como las caricias, el contacto oral-genital y el coito genital y anal. También incluye el exhibicionismo, el voyeurismo y la exposición a la pornografía. Los estudios sugieren que hasta una de cada cinco niñas y uno de cada 20 niños sufrirán abusos sexuales antes de cumplir los 18 años. Más del 90% de las víctimas de abuso sexual infantil conocen a su agresor.La negligencia infantil puede incluir la negligencia física (no proporcionar alimentos, ropa, refugio u otras necesidades físicas), la negligencia emocional (no proporcionar amor, consuelo o afecto) y la negligencia médica o educativa (no proporcionar acceso a la atención médica o educación necesaria) o la negligencia de supervisión (no supervisar adecuadamente). El maltrato psicológico o emocional es el resultado de todo lo anterior, pero también puede estar asociado al maltrato verbal, que puede dañar la autoestima o el bienestar emocional del niño.Factores de riesgo de maltrato y abandonoLa mayor parte del maltrato infantil se produce dentro de la familia. Los factores de riesgo incluyen la depresión de los padres u otros problemas de salud mental, antecedentes de abuso o negligencia en la infancia, abuso de sustancias por parte de los padres y abuso doméstico.

Abandono emocional

6 Consecuencias del maltrato y la negligencia infantil Las consecuencias del maltrato pueden ser devastadoras. Durante más de 30 años, los clínicos han descrito los efectos del maltrato y la negligencia infantil en el desarrollo físico, psicológico, cognitivo y conductual de los niños. Las consecuencias físicas van desde lesiones menores hasta daños cerebrales graves e incluso la muerte. Las consecuencias psicológicas van desde la baja autoestima crónica hasta estados disociativos graves. Los efectos cognitivos del maltrato van desde problemas de atención y trastornos del aprendizaje hasta graves síndromes cerebrales orgánicos. Desde el punto de vista del comportamiento, las consecuencias del maltrato van desde las malas relaciones con los compañeros hasta los comportamientos extraordinariamente violentos. Así pues, las consecuencias del maltrato y el abandono afectan a las propias víctimas y a la sociedad en la que viven.

Son muchas las complejidades que desafían nuestra comprensión de los factores y las relaciones que exacerban o mitigan las consecuencias de las experiencias de abuso. La mayoría de los niños maltratados no muestran signos de alteración extrema. La investigación ha sugerido una relación entre el maltrato infantil y una variedad de consecuencias a corto y largo plazo, pero sigue habiendo una considerable incertidumbre y debate sobre los efectos de la victimización infantil en niños, adolescentes y adultos. La relación entre las causas y las consecuencias del maltrato infantil es particularmente problemática, ya que algunos factores (como la baja inteligencia del niño) pueden contribuir a estimular el comportamiento abusivo del padre o cuidador, pero la baja inteligencia también puede ser una consecuencia de las experiencias abusivas en la primera infancia.

Abuso físico

En muchos casos, el maltrato infantil lo realiza alguien que el niño conoce y en quien confía, a menudo uno de sus padres u otro familiar. Si sospecha que hay maltrato infantil, denuncie el abuso a las autoridades competentes.Productos y servicios

SíntomasUn niño que está siendo maltratado puede sentirse culpable, avergonzado o confundido. El niño puede tener miedo de contarle a alguien sobre el abuso, especialmente si el abusador es un padre, otro pariente o un amigo de la familia. Por eso es fundamental estar atento a las señales de alarma, como por ejemplo:

Los signos y síntomas específicos dependen del tipo de abuso y pueden variar. Ten en cuenta que las señales de advertencia son sólo eso: señales de advertencia. La presencia de señales de advertencia no significa necesariamente que un niño esté siendo maltratado.

Castigo físicoLos expertos en salud infantil condenan el uso de la violencia en cualquiera de sus formas, pero algunas personas siguen utilizando el castigo físico, como los azotes, para disciplinar a sus hijos. Aunque los padres y cuidadores suelen utilizar el castigo físico con la intención de ayudar a sus hijos o mejorar su comportamiento, las investigaciones demuestran que los azotes están relacionados con un comportamiento peor, no mejor. También está relacionado con problemas de salud mental, relaciones difíciles con los padres, menor autoestima y menor rendimiento académico.

Ir arriba