Como se calcula el ebitda

Del ebit al ebitda

Una de las métricas más utilizadas para analizar las finanzas de una empresa es el EBITDA o los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Muchas de las empresas que hacen un uso intensivo del capital no obtienen beneficios porque los costes de intereses y depreciación son demasiado elevados en los primeros días de tales negocios y se necesita tiempo para construir el negocio. En estos casos, se utiliza el EBITDA para medir la rentabilidad en lugar del beneficio neto.

Cuando el EBITDA se divide por las ventas netas del periodo, se obtienen los márgenes de EBITDA. Las dos calculadoras más importantes desde el punto de vista del análisis financiero son la Calculadora de Margen EBITDA y la Calculadora de EBITDA. Mientras que la calculadora de márgenes de EBITDA le ayuda a captar los márgenes a nivel operativo utilizando insumos, la calculadora de EBITDA le ayuda a calcular simplemente el EBITDA.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) es una medida que se utiliza muy comúnmente y popularmente por los inversores, banqueros de inversión y analistas para determinar el núcleo o la fuerza intrínseca del rendimiento operativo de una organización. La idea de analizar el rendimiento operativo es observar la parte del negocio que es fundamental y sostenible desde una perspectiva a largo plazo. Estos cálculos pueden automatizarse utilizando la Calculadora de EBITDA y la Calculadora de Margen de EBITDA.

Ebitda, beneficio bruto

El EBITDA es importante no porque sea una buena “representación del flujo de caja”, como suelen afirmar los financieros y algunas fuentes académicas, sino porque permite comparar más fácilmente las valoraciones de distintas empresas, especialmente las que tienen diferentes estructuras de capital, tipos impositivos y políticas de depreciación.

Para calcularlo, hay que empezar con los ingresos de explotación (EBIT) en la cuenta de resultados, y luego añadir la depreciación y amortización (D&A) en el estado de flujos de efectivo, y luego cualquier otro cargo único o no recurrente que se encuentre en los estados financieros o en las notas a los estados financieros.

A veces, las partidas pueden ir en cualquier dirección; por ejemplo, algunos bancos y grupos añaden la compensación basada en acciones, mientras que otros no lo hacen. Mantenemos las cosas tan simples como sea posible y SÓLO añadimos los cargos que son realmente no recurrentes y los que realmente afectan a los ingresos de explotación en este ejemplo.

BIWS Premium Obtenga los cursos de Excel y VBA, Dominio de la Modelización Financiera y PowerPoint Pro juntos y aprenda todo, desde los atajos de Excel hasta la modelización avanzada, VBA para automatizar su flujo de trabajo, y PowerPoint y habilidades de presentación.

Ingresos ebitda

El EBITDA, o beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, es una medida de los resultados financieros globales de una empresa y se utiliza como alternativa a los ingresos netos en algunas circunstancias. Sin embargo, el EBITDA puede ser engañoso porque no refleja el coste de las inversiones de capital, como las propiedades, plantas y equipos.

Esta métrica también excluye los gastos asociados a la deuda al sumar a los beneficios los gastos de intereses y los impuestos. No obstante, es una medida más precisa de los resultados de la empresa, ya que puede mostrar los beneficios antes de la influencia de las deducciones contables y financieras.

Las cifras de beneficios, impuestos e intereses se encuentran en la cuenta de resultados, mientras que las cifras de depreciación y amortización se encuentran normalmente en las notas del beneficio de explotación o en el estado de flujos de caja. El atajo habitual para calcular el EBITDA es empezar con el beneficio de explotación, también llamado beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT), y luego añadir la depreciación y la amortización.

El EBITDA se calcula de forma sencilla, con información que se encuentra fácilmente en la cuenta de resultados y el balance de la empresa. Hay dos fórmulas utilizadas para calcular el EBITDA, una que utiliza los ingresos de explotación y la otra los ingresos netos. Los dos cálculos del EBITDA son:

Cómo calcular el ebit

La fórmula del beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) es uno de los indicadores clave de los resultados financieros de una empresa y se utiliza para determinar el potencial de ganancias de una empresa. Con el EBITDA, factores como la financiación de la deuda, así como los gastos de depreciación y amortización (D&A) se eliminan al calcular la rentabilidad.

El EBITDA se convirtió en una cifra clave utilizada por los analistas en la década de 1980 con el aumento de las compras apalancadas. Las empresas en dificultades no eran rentables, lo que dificultaba su análisis. El EBITDA se creó para ayudar a analizar si estas empresas podían devolver los intereses de la deuda que se utilizaría para financiar las operaciones. Desde entonces, los analistas han seguido utilizando el EBITDA en un esfuerzo por determinar el rendimiento real de una empresa.

Los ingresos de explotación son los beneficios de una empresa tras restar los gastos de explotación o los costes del funcionamiento diario. Los ingresos de explotación ayudan a los inversores a separar los beneficios del rendimiento operativo de la empresa excluyendo los intereses y los impuestos.  Los ingresos de explotación, como su nombre indica, muestran el dinero que una empresa obtiene de sus operaciones.

Ir arriba